Recomendados

martes, 21 de julio de 2009

AUSBERTO RODRÍGUEZ JARA

OBRA: "FERNANDO LUGO, EL OBISPO PRESIDENTE"
Textos: AUSBERTO RODRÍGUEZ JARA
Fotos: PIER LUIGI ALBERICI
Art director: RENATO DROGHETTI
Impreso en los Talleres Gráficos de Editorial El País S.A.
Asunción-Paraguay. Primera edición, mayo 2008 (159 páginas)
**/**
Podrá obtener mayores datos sobre el autor en:
http://www.portalguarani.com/autores_detalles.php?id=694
Consultas: info@portalguarani.com
**/**
** Decime na una cosa Fernando, ¿por qué piko la gente te quiere tanto?, le preguntó el panelista en un programa de televisión, en una forma expresiva muy paraguaya, más familiar y amistosa que periodística.
** Fernando Lugo, sorprendido, se quedó mirándolo, descreído de la pregunta-afirmación que le acababan de disparar, casi a quemarropa. Luego, sonriendo, y como contestando una broma, respondió:
** Y será porque soy bueno. Acompañó su respuesta con una inocente risa, que se extendió a sus propios interlocutores, y a todo el auditorio presente en el estudio.
** El episodio pudo haber pasado inadvertido para muchos. Para otros, en cambio, en ese breve pasaje del largo reportaje, se hallaba, se halla, si no toda, casi toda la verdad de su carismática figura.
** En poco menos de dos años, de Obispo de una de las zonas más empobrecidas del Paraguay, pasó a convertirse en líder de una compleja alianza de partidos políticos y movimientos sociales de origen e ideologías muy diversas. Al mismo tiempo, se constituyó en la esperanza de millones de sus compatriotas, cansados de padecer largos años de penurias y postergaciones de todo tipo. Y, junto a estos fenómenos, casi como consecuencia directa de ellos, Fernando Lugo atrae hoy la atención de muchísimos observadores del continente y del mundo.

** Antes de su incursión en la vida política, el Paraguay trascendía al plano informativo internacional sólo a través de sucesos dolorosos y dramáticos: intentos de golpe de estado, magnicidio, masacre de jóvenes, secuestros y muertes, incendios con centenares de seres carbonizados y heridos, familias enteras sumidas en la tragedia, y otros tristes etcéteras. No es para menos. Que se sepa, la historia humana no registra en sus páginas algo tan insólito como extraordinario: la renuncia de un Obispo a su condición de tal, para volcarse enteramente a la actividad política. Por propia "confesión de parte", la decisión no fue fácil. Se necesitaron dos actos populares multitudinarios y un pedido expreso de más de cien mil ciudadanos y ciudadanas, para que Fernando Lugo tomara esa trascendente determinación, la noche del 17 de diciembre de 2006.
** HA SIDO LA NOCHE MÁS LARGA DE MI VIDA, dice, toda vez que rememora las profundas meditaciones que precedieron a su decisión de dejar atrás tres décadas de vida religiosa para ponerse al frente de la gran mayoría del pueblo paraguayo que hoy lo acompaña esperanzado. No sin pena, recibió la negativa primero, y la sanción después del Vaticano. Pero, expresa no estar arrepentido del paso dado. Más bien, dice sentirse feliz y emocionado por el cariño y el apoyo de su gente. Mi Gran Catedral es hoy todo un país, dice, al referirse a su sentimiento actual.
** Vale la pena adentrarnos en la vida de este ser singular. Y este libro, con breves textos y expresivas imágenes, nos ayudará a explicar el derrotero de este maestro rural, sacerdote y Obispo que afirma, como lo hizo en su momento el Papa Pío XI, que "LA POLÍTICA ES LA EXPRESIÓN MÁS SUBLIME DEL AMOR". - AUSBERTO RODRÍGUEZ JARA
**/**
¿CHÁVEZ, MORALES, CASTRO, CORREA? – página 150
** La tendencia periodística a buscar similitudes entre Fernando Lugo y cualquiera de estos líderes es tan infantil como la pretensión de ubicarlo en la izquierda, el centro o la derecha. Y el propio Fernando Lugo se ha encargado, mil y una veces, a aclarar esta equívoca pretensión.
** "El Paraguay no es Venezuela, ni Bolivia, ni Cuba, ni Ecuador" - afirma. "El Paraguay es el Paraguay con su propia identidad, su propia característica, su particular ubicación geopolítica y su peculiar historia. Es, como se dijo alguna vez, un pueblo que sólo se parece a sí mismo”. Y, como consecuencia natural, Fernando Lugo es Fernando Lugo, con su propia personalidad, su particular estilo de hacer política, su peculiar formación religiosa y cultural y la especial coyuntura político-social del Paraguay que le toca gobernar. No me busquen semejanzas con nadie. A todos mis colegas les tengo un afectuoso respeto, por el propio aporte que están dando en estos tiempos de reencuentro de nuestra América Latina con su identidad y su destino históricos".
**/**
¿ESTADOS UNIDOS, UNIÓN EUROPEA, CHINA CONTINENTAL, RUSIA? – página 153
** La prioridad de nuestra política exterior estará signada, como se sabe, por nuestras relaciones con nuestros poderosos vecinos. Tanto con Brasil y Argentina trataremos de mantener las mejores relaciones de hermandad, fraternidad y solidaridad, en el marco de la satisfacción de nuestros legítimos reclamos y del respeto y la equidad que debe reinar entre países hermanos y vecinos. Trabajaremos también afanosamente por la superación del MERCOSUR, y proyectarlo hacia el futuro sin inequidades ni asimetrías injustas. Al mismo tiempo, contribuiremos de la mejor manera para ampliar la integración a otros países de la región hasta la creación ¿por qué no? La Unión de Naciones del Sur (UNASUR). Nadie debe temer la integración, la conjunción de esfuerzos e intereses en beneficio de nuestros pueblos.
** Nos anima la mejor predisposición de cooperación y relacionamiento con los Estados Unidos de Norteamérica, la Unión Europea, China Continental, Rusia y todos los países del mundo. Sólo insistiremos en nuestro criterio de que en las relaciones entre países no hay diferencias entre países pequeños y países grandes. A las naciones no se las mide por su poderío o su tamaño sino por su dignidad y honorabilidad.
** Bregaremos, eso sí, por la eliminación de cualquier tipo de barreras para la comercialización de nuestros productos primarios en los grandes mercados internacionales. No aceptamos el proteccionismo ni los subsidios a la producción agrícola de los países desarrollados en desmedro de la nuestra. Son situaciones que serán discutidas y analizadas, en su momento, con las autoridades de cada país, en forma bilateral, o en las regulares reuniones de organismos internacionales competentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada