Recomendados

viernes, 4 de diciembre de 2009

JORGE CORONEL PROSMAN - ITAIPÚ Y LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES

Asunción-Paraguay.
Marzo del 2009 (179 páginas)
Tapa: Foto pintada por Luis Cogliolo
Editado con el apoyo de la
AGÈNCIA CATALANA DE COOPERACIÓ
AL DESENVOLUPAMENT,
FUNDACIÓ PAU I SOLIDARITAT y
SITRANDE (Sindicato de Trabajadores de la ANDE)
**/**
PRÓLOGO: Recuerdo que en el pasillo de la vieja casa de un tío que falleció ya anciano hace unos años, estando de visita encontré - tapada por un almanaque- una cavidad cuadrada en una de las paredes, corno si fuera un pequeño nicho. Le pregunté qué era eso, su respuesta fue concisa: «allí estaba el medidor de la heladera». Me contó luego que en los años inmediatamente posteriores a la guerra del Chaco, el Estado paraguayo promocionaba el uso de heladeras para la conservación de alimentos perecederos y contabilizaba, a un precio muy inferior, la energía eléctrica usada para ese propósito. Hasta hace no muchos años yo llegaba a su casa en el tranvía (eléctrico, por cierto) que me dejaba a tres cuadras. Plan de uso energético y transporte eléctrico.
** La lectura del libro de Jorge Coronel me recordó inevitablemente esos viejos tiempos en los que todavía primaba la racionalidad colectiva por encima del interés corporativo y empresarial. Este documento que nos regala el autor reivindica eso, no sólo un derecho social y económico básico como es el del usufructo de la energía, sino el incalculable aporte que podría llegar a significar la elaboración de un plan energético nacional para el «buen vivir» y para el desarrollo nacional. Nos enseña que la matriz energética producto de ese plan, podría volver a poner primero al país y después los intereses de las corporaciones multinacionales (del petróleo, de autopartes y otras vinculadas al uso depredador de combustibles fósiles) y de políticos corruptos, al hacer uso de la energía que nos conviene a nosotros y no a las apetencias del capital extranjero.
** Pero este pequeño gran documento es también el testimonio de una época, un relato de la historia social contemporánea que pocos en el país conocen (incluyéndome yo mismo). Nos habla de datos poco conocidos de la historia reciente del sector eléctrico incluyendo nombres y fechas, de la temprana presencia de empresas extranjeras expoliadoras como la CALT, de capital argentino, que so pretexto de una supuesta «modernización» del Paraguay aprovechó el filón de ganancias que representaba el suministro eléctrico en la capital del país (cualquier similitud con empresas extranjeras operando hoy en el país no es ninguna casualidad). Pero nos habla también de la activa participación de los trabajadores para reivindicar la soberanía energética y que esa lucha no es nueva, nació con la explotación temprana a los trabajadores del sector.
** A decir verdad, el texto que nos presenta Jorge es todavía más que eso. Es el recorte sectorial de un tramo temporal de la larga y rápida historia del imperialismo subregional. Aquel que llevó al país a la fratricida contienda contra la triple (en realidad cuádruple) alianza. Es, por decirlo directamente, una buena y breve revisión histórica de la posición avasalladora del Brasil contra los intereses no sólo del Paraguay, sino de otros pueblos hermanos de nuestra sufrida Sudamérica. Va incluso más atrás; documenta la repartición de las tierras entre las coronas de España y Portugal y muestra la increíble forma de repartición de territorios entre imperios de la época, hasta el punto que ese relato aparece como un antecedente de la repartición de los grandes poderes mundiales que se hiciera en Yalta a fines de la 2ª Guerra Mundial. Hace posteriormente un recuento de los políticos, militares y diplomáticos que construyeron el poder subimperial brasilero de la actualidad. Los personajes de la entrega de la soberanía nacional durante y después de Stroessner aparecen citados con nombres y apellidos. No sea cosa que la «historia oficial», esa que se enseña en las escuelas para mantener el poder de los que siguen mandando, termine haciendo una lobotomía en la memoria y la identidad de nuestro pueblo. Desde encumbrados políticos hasta pseudo periodistas son desenmascarados, así como se rinde tributo a aquellos que -en algunos casos incluso con su vida- defendieron lo que pertenece a todos: el patrimonio energético nacional, un recurso medularmente estratégico para nuestras aspiraciones actuales y futuras.
** Los Anexos que incluye el autor son igualmente ilustrativos: desde panfletos y comunicados de prensa de las luchas de los trabajadores del sector, pasando por declaraciones de eventos realizados, una propuesta para el plan energético nacional, hasta el texto del tratado secreto de la Triple Alianza.
*Es un texto que no sólo servirá a quienes se dedican a escribir la historia social del país, que es finalmente un grupo muy reducido de especialistas, sino a los dirigentes sociales que verán reflejados en él lo valioso de sus sacrificios. Es un texto en realidad, que debiera formar parte de la lectura obligatoria de los alumnos de historia y educación cívica de las escuelas y colegios del país. Es un trabajo que nos ayuda a construir identidad. Gracias, Jorge, por este aporte. TOMÁS PALAU VILADESAU - Asunción, marzo de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada